Joyas de autor contemporáneas

Joyas de autor contemporáneas

 

Tras los estudios de orfebrería en Tarragona, Christian preparó una maleta y cogió un tren con destino a Barcelona. Esta aventura le ha llevado a crear su propio estudio y a participar en numerosas exposiciones. Una intensa trayectoria guiada por el riesgo, la ilusión y la voluntad de experimentar, un cóctel molotov que le conduce al diseño de estos objetos rituales de la vida cotidiana concebidos para agradar, seducir, provocar y sugerir es posible.

Mi fuente de inspiración es la gente y las historias que se generan con mis piezas, con sus relatos personales y recuerdos sentimentales que hablan del individuo. Con una primera visita al taller empiezo a trabajar mis sensaciones que, poco a poco, irán definiendo la joya.

 


 

Trabajo e inspiración

 
Se ha de tener una aguzada sensibilidad para captar la esencia de un momento y transformarla en una pieza de joyería. Christian García posee este sentido y lo explota trabajando sus joyas mediante técnicas donde el intimismo tiene mucho que decir.

La importancia que se le da al contacto entre el objeto y el sujeto pone de relevancia una estética totalmente personalizada, algo que aleja a este trabajo de la producción en serie y lo acerca a la creación artística. La interesante fusión que nace entre la joya y su portador se convierte en un vínculo identificador que va más allá de las modas, aunque siempre con un criterio contemporáneo.
 

 


 

Juegos para el vestir

 
Los materiales que utiliza para sus colecciones son principalmente la plata, el oro, el bronce y otros metales que le ayudan a explorar todas las posibilidades a nivel de matices y acabados. En definitiva, simplicidad y fuerza. Además de las grandes series que Christian García comercializa en diferentes joyerías, se recrea en la pieza única que realiza en su propio taller. En general, se puede vislumbrar a través de su trabajo un especial interés en la mezcla, creando un juego para el vestir.


Pendientes de plata con pluma, cedidos para estilismo. Revista OCI, febrero 2010. Fotografía cedida por: www.gingerstudiobcn.com
 


 

Valores

Mi interés en la joyería es la posibilidad de crear un trabajo artístico a la vez que funcional, y con ello remarcar la importancia de lo único.

La atemporalidad es otro de los valores que busco en mi trabajo, fuera de las modas y dentro de ellas. En un principio se establece una relación cercana entre el individuo y el creador, dejando espacio de dialogo, para que el trabajo se complete con muchas otras cosas (caractér, sentimiento, etc.).

La espontaneidad es algo natural en mi y en mi trabajo, hace que cada proyecto sea diferente y abierto a cualquier nueva idea.

La mezcla: utilizo materiales poco convencionales en la joyería como el latón, hierro o bronce, combinados a veces con piedras en bruto o talladas como hematites, piedras de fantasía como el Swarosky, piel, plumas o cualquier material interesante para realizar un nuevo trabajo.

No me considero un joyero de autor que escribe un pequeño diario en cada pieza, sino un creador de ideas y conceptos que utilizando técnicas tradicionales y saliendo de lo convencional realiza trabajos con caractér, donde el portador se siente identificado.
 
Joyas